114. Tejer un árbol







     En ...........miramira la imaginación y creatividad no cesan, lo que a mi me encanta, y ya que en esta ocasión le ha tocado a ella escoger actividad para los retos de Aprendiendo de todo un poco, que organiza Anna, pues por mi que no se quede sin participantes. 

     Eso sí, me he saltado un poco las normas, y es que en vez de utilizar una rama he tirado de lo que tenía en casa. Un bastidor de madera, cordón, hilos de colores y botones. 





     Tejer un árbol me ha resultado muy divertido y original, creo que el mundo debería tener muchos más árboles. De éstos, para decorar los interiores y sentirnos en cierto modo más cercanos a la naturaleza o cuando menos rodeados de objetos alegres, llenos de colorido. Y también de los de verdad. 

     Mientras creaba este pequeño tapiz he recordado la acción del Movimiento Cinturón Verde que creó Wanwari Maathai y he estado leyendo alguno de sus artículos. 

     Abajo tan solo anoto una pequeña reseña del discurso que leyó en la entrega del Premio Nobel de la Paz que le fue otorgado en 2004. 

«...La plantación de árboles se convirtió en una elección natural para hacer frente a algunas de las necesidades básicas iniciales identificadas por las mujeres. Además, la plantación de árboles es simple, asequible y garantiza resultados rápidos y exitosos dentro de un tiempo razonable. Esto mantiene el interés y compromiso...

   ...Así juntos, hemos plantado más de 30 millones de árboles que proporcionan combustible, alimentos, refugio, y los ingresos para apoyar las necesidades de educación y de los hogares de sus hijos....

     ...Con el tiempo, el árbol también se convirtió en un símbolo para la paz y resolución de conflictos, especialmente durante los conflictos étnicos en Kenia cuando el Movimiento Cinturón Verde utiliza árboles de la paz para reconciliar las comunidades en disputa...»



¡Buena semana!




113. Algunas fotografías


     Durante la semana pasada he disfrutado de unos días al aire libre, desconectada, sin ordenador, televisión, diarios, el móvil solo para lo imprescindible... y he cambiado los hábitos por largas caminatas al lado del mar, por campos llenos de flores, por pequeñas callejuelas y plazas con naranjos en flor... he leído más de lo que puedo hacer cada día, y he podido mantener largas y agradables conversaciones durante la cena, sin prisas, deleitándonos en cada bocado y en cada sorbo de una copa de vino. 

     También he tomado fotografías, en espacios abiertos tratando de captar la belleza del instante y lugar. Muy diferentes a las que suelo hacer en mi estudio, para finalmente retocar y llenar de hilos. 






     Hace unas semanas, viendo un programa en televisión, llamado Generación web, tomé nota de un libro de Ken Robinson, El elemento. En realidad ya había visto alguno de sus vídeos en TED pero de todos modos, en aquel mismo instante a través de internet consulté el catálogo de la biblioteca pública de mi ciudad y viendo que lo tenían disponible, lo anoté como una de las posibles lecturas para los próximos días.

     Como suele suceder con la mayoría de los libros de autoayuda, hay páginas y páginas en las que relata anécdotas o situaciones de otras personas, en otras los consejos normalmente simplemente son de sentido común, aunque es verdad que muchas veces nos olvidamos y nuestro sentido diario deja de tener realmente sentido; otras son realmente interesantes. Siempre se aprende algo nuevo y se recuerdan otras tantas cosas, además de ser una lectura entretenida y muy fácil. 
    




     No suelo escribir en los libros, y si además no es mío, eso es impensable, (alguna de las personas que tuvo este libro de la biblioteca antes que yo no opinaba lo mismo). Pero lo que si hago es tomar notas, muchas notas. Aquí solo transcribo una idea simple. 

     «...Lo que nos pasa no es lo que marca la diferencia en nuestra vida. Lo que marca la diferencia es nuestra actitud en cuanto a lo que pasa» 



     Las fotografías anteriores son parte de la colección "bosque de hilos" y "naturaleza geométrica". Más información sobre ellas aquí, la tienda que ya está abierta de nuevo.